PRESTACIONES ECONÓMICAS DE DEPENDENCIA

dependencia

Son prestaciones destinadas, por una parte, a la promoción de la autonomía personal y, por otra, a atender las necesidades de las personas con dificultades para la realización de las actividades de la vida diaria.

Existen tres tipos de prestaciones económicas:


• Prestación económica vinculada al servicio.
• Prestación para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores no profesionales.
• Prestación económica de asistencia personal.

Requisitos generales

  • Encontrarse en situación de dependencia en alguno de los grados establecidos.
  • Residir en La Rioja, o estar prevista dicha residencia, al menos durante nueve meses al año, y haber residido en territorio español durante cinco años, de los cuales dos deberán ser inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de la solicitud.
  • Que la prestación esté establecida para el grado y nivel de dependencia que se le reconozca.

Prestación económica vinculada al servicio

Es la prestación destinada a contribuir a la financiación del coste de los servicios establecidos en el apartado 2.2 del Catálogo de servicios de la Ley 7/2009, de 22 de diciembre, de Servicios Sociales de La Rioja, cuando en el ámbito de la Comunidad Autónoma de La Rioja no sea posible la atención a través de los servicios públicos, ni de los servicios contratados o financiados por el Sistema Riojano para la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia.

Además de los requisitos generales, será preciso para acceder a esta prestación que los beneficiarios cumplan las siguientes condiciones:
a) Reunir los requisitos específicos previstos para el acceso al servicio o servicios de atención a los que se vincula la prestación.
b) Tener plaza u obtener la prestación del servicio, en centro o servicio acreditado en la Comunidad Autónoma de la Rioja para la atención a la dependencia.
c) Que el Programa Individual de Atención determine la adecuación de esta prestación.

En el caso de no existir plazas públicas vacantes en los centros, será  requisito para acceder a la prestación vinculada al servicio, el haber solicitado plaza pública en dicho servicio.

Prestación para cuidados en el entorno familiar

Es la prestación destinada a contribuir a la cobertura de los gastos derivados de la atención prestada a una persona dependiente por un cuidador no profesional, cuando se reúnan las condiciones de acceso establecidas.
Además de los requisitos generales será preciso para acceder a esta prestación que concurran las siguientes condiciones:
a) Que los cuidados que se deriven de su situación de dependencia se estén prestando en su domicilio habitual, debiendo residir la persona dependiente en dicho domicilio, al menos nueve meses al año.
No se exigirá el requisito de residencia en un mismo domicilio durante nueve meses al año en los casos de dependientes menores de edad, en los que los padres o tutores, residiendo ambos en La Rioja, compartan la
guarda y custodia por resolución judicial.
b) Que la atención y cuidados prestados por el cuidador se adecuen a las necesidades de la persona dependiente en función de su grado y nivel de dependencia.
c) Que se den las condiciones adecuadas de convivencia y de habitabilidad de la vivienda para el desarrollo de los cuidados necesarios.
d) Que el Programa Individual de Atención determine la adecuación de esta prestación.

El cuidador no profesional, como persona que se encarga del cuidado y atención de la persona en situación de dependencia, deberá reunir los siguientes requisitos:

a) Ser mayor de 18 años.
b) Residir legalmente en España.
c) Ser cónyuge o estar unido a la persona dependiente por otra relación análoga a la conyugal, tutor o representante legal, o familiar por consaguinidad, afinidad o adopción, hasta el tercer grado de parentesco. 

Cuando la persona en situación de dependencia tenga su domicilio en un municipio de menos de 300 habitantes, los cuidados no profesionales podrán prestarse por parte de una persona de su entorno que, aún no teniendo el grado de parentesco señalado en el apartado anterior, resida en el municipio de la persona dependiente o en uno vecino, y lo haya hecho durante el periodo previo de un año.
De igual modo podrán tener la condición de cuidadores no profesionales los miembros de órdenes religiosas que residan en conventos en "régimen de clausura", respecto a otros miembros de la congregación reconocidos como dependientes con los que conviva bajo dicho régimen.

d) Reunir condiciones de idoneidad para prestar el cuidado y atención de forma adecuada y no estar vinculado a un servicio de atención profesionalizada.
e) Sin perjuicio de los periodos de formación y descanso, prestar los cuidados y atenciones adecuados de forma diaria y al menos 160 horas mensuales.
f) No encontrarse en situación de dependencia.
g) No desempeñar un trabajo a tiempo completo, salvo que resida en el mismo domicilio que la persona dependiente.
Las personas con dependencia moderada únicamente podrán ser beneficiarias de la prestación para cuidados en el entorno familiar cuando no sea posible el reconocimiento de un servicio, debido a la inexistencia de recursos públicos o privados acreditados en su municipio de residencia.

Prestación económica de asistencia personal

Es la prestación destinada a contribuir a los gastos derivados de la contratación de un asistente personal, a fin de facilitar a las personas con gran dependencia el acceso a la educación y al trabajo, así como una mayor autonomía en el ejercicio de las actividades básicas de la vida diaria.

Además de los requisitos generales, será preciso para acceder a esta prestación que concurran las siguientes condiciones:

a) Tener reconocido el grado III de dependencia.
b) Tener una relación contractual con la persona encargada de la asistencia personal, ya sea con una empresa prestadora de estos servicios, o directamente mediante contrato laboral o de prestación de servicios.
c) Que el Programa Individual de Atención determine la adecuación de esta prestación.
d) Que la persona dependiente esté desarrollando actividades dentro del ámbito educativo y/o laboral.
e) Tener capacidad para determinar los servicios que requiere, ejercer su control e impartir personalmente instrucciones al asistente personal de cómo llevarlos a cabo.

El asistente personal, como trabajador que presta servicios al beneficiario deberá reunir los siguientes requisitos:

a) Ser mayor de 18 años.
b) Residir legalmente en España.
c) Cumplir con las obligaciones establecidas en materia de Seguridad Social para los cuidadores profesionales, en el caso de que la relación con el asistente personal esté basada en un contrato de prestación de  servicios.
d) Reunir condiciones de idoneidad para prestar los servicios derivados de la asistencia personal.

Solicitud

Las solicitudes se facilitarán en los Servicios Sociales Comunitarios, en la Dirección General competente en materia de Servicios Sociales y en cualquiera de las Oficinas de Atención al Ciudadano del Gobierno de La Rioja. También se podrán descargar en www.larioja.org

La solicitud se podrá presentar en cualquiera de las Oficinas de Atención al Ciudadano del Gobierno de La Rioja, en el registro auxiliar de la Consejería de Servicios Sociales, o en cualquiera de las formas establecidas en el artículo 38.4 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y Procedimiento Administrativo Común, así como enel artículo 6 del decreto 58/2004, de 29 de octubre, por el que se regula el Registro en el ámbito de la Administración General de la Comunidad Autónoma de La Rioja y sus Organismos Públicos. También se podrán enviar telemáticamente a través de la página www.larioja.org

Legislación aplicable

Orden 5/2010, de 30 de diciembre, de la Consejería de Servicios Sociales, por la que se regulan las condiciones de acceso y la cuantía de las prestaciones económicas del Sistema Riojano para la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia (B.O.R. nº 2).

Resolución de la Consejería de Servicios Sociales, por la que se establecen las cuantías máximas de las prestaciones económicas del Sistema Riojano para la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia para el año 2010 (B.O.R. nº 42, de 09.04.2010).

Orden 4/2007, de 16 de octubre, de la Consejería de Servicios Sociales, por la que se regula el procedimiento para la valoración y reconocimiento de la situación de dependencia en la Comunidad Autónoma de La Rioja.

Decreto 31/2011, de 29 de abril, por el que se aprueba la Cartera de servicios y prestaciones del Sistema Público Riojano de Servicios Sociales (B.O.R. nº 59, de 6 de mayo).

Compártelo